Cómo evitar la contaminación en una casa

¿Qué parámetros determinan la contaminación en una casa?

No hemos de confundir la contaminación medioambiental a nivel global con la contaminación que puede afectar a la habitabilidad de una vivienda, veamos cómo:

contaminación ambiental

La contaminación medioambiental

El concepto contaminación asociado al medioambiente y a la naturaleza es ligeramente distinto al que se puede relacionar con el diseño arquitectónico. La sociedad, en general, ha desarrollado una gran sensibilidad hacia el medio natural.

Hoy encontramos todo tipo de productos ecológicos que se definen como “verdes”, desde los de consumo como los provenientes de la arquitectura ecológica hasta electrodomésticos o incluso coches ecológicos, denominados así por su muy alta eficiencia.

La contaminación en una casa

¿Y qué hay de nuestra salud? Existen una serie de conceptos asociados a varios tipos de contaminación en el ambiente interior que nos afectan y que debemos de tener en consideración en todo diseño arquitectónico.

La contaminación atmosférica exterior sea seguramente la más conocida pero no debemos de menospreciar la toxicidad de los ambientes interiores, la contaminación del agua de consumo, la contaminación lumínica y la acústica; siempre desde el punto de vista de la salud.

La contaminación exterior

cruce carreteras

La calidad del aire que respira el 40% de los Españoles está por encima de los niveles de polución establecidos, así lo afirma este estudio de junio de 2016, pero no es novedad, en 2015 encontramos estudios similares, y en 2014, 2013… y seguramente en 2017.

Qué es un ambiente contaminado

Las partículas en suspensión (PM) son uno de los compuestos que determinan cómo de contaminado está el aire, son las producidas por el dióxido de carbono de los coches, el desgaste de los neumáticos o el humo de todo tipo de combustión, industrial o doméstica.

En la atmósfera también encontramos Dióxido de Nitrógeno, Dióxido de Azufre y Ozono en cantidades no saludables, podemos conocer sus efectos nocivos en la web de Salud y calidad del aire, en el siguiente artículo concretamente .

La contaminación en una casa, enfermedades a causa de la polución

Dependiendo de cada persona, la exposición a este tipo de contaminación puede generar escozor de ojos, presión en el pecho, irritación de garganta y tos como los principales síntomas, que se muestran muy rápidamente cuando nos exponemos a un aire contaminado y desaparecen igual de rápido cuando respiramos aire limpio.

Una exposición prolongada, sin embargo, sí que puede derivar en problemas crónicos de respiración y es especialmente problemática para los más pequeños y los más mayores. Una exposición crónica aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias así como de sufrir un cáncer de pulmón fuente: Organización Mundial de la Salud.

Soluciones frente a la contaminación en una casa por el ambiente exterior

Existen dos acciones concretas para asegurarnos el respirar un aire limpio y saludable en el interior de una vivienda: Por un lado la filtración del aire de ventilación mediante sistemas autónomos de renovación de aire.

Los hay de muchos tipos y precios, los más costosos disponen de sensores de dióxido de carbono que se ponen en marcha cuando se supera el límite, filtran el aire de entrada de la mayoría de impurezas y además lo igualan a la temperatura y la humedad relativa del aire que es expulsado.

En segundo lugar el diseño saludable, la utilización de materiales inocuos, sin COV’s ni disrruptores hormonales, de pinturas minerales, de colas sin formaldehido y aceites en lugar de barnices disminuirán la emisión de agentes tóxicos al ambiente interior.

Beneficios

Con estos sistemas no sólo limpiamos el aire que entra en la vivienda el día a día, cuando marchamos de vacaciones, al regresar, la vivienda no huele a cerrado y los materiales que necesitan “respirar” como las maderas naturales no sufren la falta de ventilación.

El ambiente interior

ambiente interior

Ya hemos comentado la importancia de un exhaustivo control de la calidad del aire que respiramos para evitar la contaminación en una casa, veamos qué parámetros hemos de considerar, más allá de los tóxicos que la polución o los materiales de construcción.

Existen numerosos aspectos que alteran la calidad del aire interior, pero destacaremos tres de ellos por encima del resto:

La Humedad Relativa (HR)

Debe de mantenerse entre el 30% y el 60% siempre que sea posible, siendo un 40-45% la HR óptima, más información sobre la Humedad Relativa en este artículo.

Una HR demasiado baja favorece la sequedad ambiental, la concentración de polvo en el aire y la una mayor carga electrostática, esta situación es muy molesta para personas alérgicas al polvo y puede generar la irritación de garganta, picor de ojos o tos seca entre otras cosas.

Una HR demasiado alta es igual de poco conveniente, de entrada necesitamos más inspiraciones para oxigenarnos, nos sentimos fatigados y respiramos con dificultad, además baja la liberación de toxinas por la respiración y se incrementa la proliferación de hongos y esporas.

La ionización del aire

Se da en lugares donde existe una considerable cantidad de aparatos electrónicos sumado a una deficiente ventilación y unos materiales envolventes no conductores (pinturas plásticas y suelos sintéticos principalmente).

Cuando el aire está cargado de iones positivos tenemos una sensación de pesadez, como si nos costase movernos o pensar, también duelen las antiguas lesiones en las articulaciones, es la denominada sensación de pre-tormenta y también es considerada contaminación en una casa.

Los tóxicos “cotidianos”

En última instancia haremos hincapié en la tendencia a incrementar las sustancias químicas nocivas acumuladas en el ambiente derivadas de algunos materiales de construcción como colas, barnices y disolventes, son los denominados Compuestos Orgánicos Volátiles, (COV)

Esta problemática es relativa puesto que una vivienda bien ventilada no debería de plantear problemas de este tipo, lamentablemente los espacios no siempre son ventilados debidamente.

El agua de consumo

España es uno de los países europeos donde el consumo de agua potable del grifo es de los más bajos, alrededor de 144 litros por habitante y día.

El agua de la red de abastecimiento, a pesar de cumplir con los requisitos normativos de potabilidad, dista mucho del ideal de agua sana, es decir: pura, alcalina y revitalizante.

En demasiadas ocasiones éste agua presenta niveles de partículas nocivas en cantidades excesivas y es por tanto parte de la contaminación en una casa.

Calidad del agua

cuchara con agua

El agua que bebemos no está compuesta únicamente por moléculas de agua y varía mucho de una región a otra. Según el recorrido que haya hecho a través de los suelos y las capas rocosas, el agua va asimilando componentes diferentes.

La contaminación de las fuentes de agua potable, la cantidad de procesos de tratamiento en las plantas potabilizadoras, la utilización de materiales dudosos para los depósitos de agua, las tuberías de hasta 350 km de longitud y los materiales utilizados en el interior de las viviendas nos obligan a tener dudas más que justificadas sobre la calidad del agua como alimento básico.

El número de sustancias contaminantes presentes en el agua potable es muy grande. Gases licuados (especialmente cloro) y metales pesados (plomo, cadmio, cromo, cobre, níquel, mercurio, zinc, estaño) son los grupos más conocidos pero pueden existir por ejemplo plaguicidas, gérmenes e incluso residuos de medicamentos entre otros.

Enfermedades, síntomas y origen

No es el objetivo de este post el de dar criterios de detección de agua no potable, simplemente destacaremos la vital importancia de que la hidratación de nuestro organismo sea efectiva, no sólo desde el punto de vista hídrico sino también energético.

Existen numerosas teorías sobre la información contenida en el agua más allá de su valor nutricional, nosotros mismos hemos realizado algún experimento de resultado asombroso, en DinA5 no contemplamos una vivienda saludable donde el agua de consumo no haya sido analizada y tratada eficazmente.

Descalcificadoras, Osmosis y filtros de carbono

Es evidente que, ante el panorama actual de calidad del agua, el filtrado es casi una obligación; eso sí, no deberíamos de filtrar de forma indiscriminada, existe el riesgo de desestructurar el agua en exceso y que deje de ser nutritiva a distintos niveles.

Hoy en día se ponen en duda algunos sistemas que hace unos pocos años eran la panacea y aparecen otro que prometen ser la solución definitiva; es evidente que nos encontramos ante un campo en el tratamiento de la contaminación en una casa que todavía tiene mucho margen de crecimiento.

Ante todo recomendamos la realización de un análisis de la calidad del agua de suministro antes de escoger el sistema de tratamiento doméstico a instalar.

La luz y la contaminación en una casa

bombillas de luz

Todos tenemos consciencia del concepto “contaminación lumínica”, aquel que determina que la presencia de una iluminación incorrecta en determinados entornos naturales afecta el correcto desarrollo de la fauna y flora del lugar, pues los seres vivos rigen sus ritmos vitales por la presencia o ausencia de luz y su intensidad.

¿Qué nos hace pensar que nosotros no nos regimos por estos mismos patrones? ¿Acaso no somos seres vivos?

Calidad de la iluminación

El referente de toda fuente de luz es el sol, y la intensidad, calidad y fluctuación del sol es inigualable para la tecnología actual, no existe fuente de luz capaz de aproximarse al sol en todos estos aspectos.

La luz no sólo se percibe por la vista, nuestro organismo “detecta” los cambios de luz que se suceden en el exterior hora tras hora y son estos cambios los que rigen los ritmos circadianos o lo que es lo mismo, nuestros ritmos biológicos.

Hay fuentes muy buenas en unos parámetros pero que no lo son en otros, nuestras armas para crear una iluminación artificial saludable se limitan a identificar las necesidades de cada espacio para escoger la fuente que tenga la mejor calidad para la actividad que vaya a iluminar.

Afecciones, síntomas y origen

Una iluminación muy alejada de la naturaleza en términos de percepción general distorsionará los ritmos circadianos y provocará insomnio, falta de apetito, problemas gástricos e incluso peueñas arritmias.

Fuentes de luz de baja calidad pueden afectar a la vista y derivar en trastornos oculares como la aparición prematura de vista cansada o la percepción irreal de algunos colores.

Soluciones a la contaminación en una casa por una mala iluminación

La primera acción en un diseño saludable consiste en diseñar de forma que la vivienda pueda percibir plenamente la intensidad del sol en cada momento del día.

Paralelamente crearemos distintos ambientes de luz para que la iluminación interior pueda sincronizarse con la exterior en todo momento: La luz matinal es azulada y “fresca”, la de medio día blanca y muy intensa y la del atardecer es anaranjada y cálida.

Cuando el sol se oculta una vivienda debería de convertirse en un lugar acogedor donde la penumbra dominase sobre los espacios extremadamente iluminados.

El ruido, otra fuente de contaminación en una casa

El ruido tiene muchas formas, muy poca gente puede prescindir de aparatos, vehículos, máquinas y edificios ruidosos. Es prácticamente imposible sustraerse al ruido, somos una sociedad adicta al ruido, cuando se hace el silencio nos parece hasta extraño.

La prevención del ruido, es decir, la protección acústica, es uno de los ámbitos más importantes de la bioconstruccion y la premisa para un ambiente interior sano.

ruido calle

Aislamiento y absorbente acústico

El ruido es una onda energética que se propaga muy bien por casi cualquier material, lo más común es que su propagación sea por el aire, es el ruido aéreo, pero cuando escuchamos alto y claro el golpe de un martillo que le ha caído al suelo al vecino es otro tipo de propagación del ruido que se denomina ruido de impacto.

El ruido aéreo (proveniente principalmente de personas, aparatos de música o del tráfico), se corrige con absorbentes acústicos, mientras que el de impacto (maquinaria en funcionamiento o personas en movimiento) debe de amortiguarse mediante materiales aislantes en contacto con la fuente.

Afecciones, síntomas y origen

Uno de cada cuatro jóvenes padece hipoacusia (perdida de la capacidad auditiva). La causa es la intensidad del sonido al oír música y el uso frecuente de auriculares.

El 16 % de los ciudadanos alemanes viven en calles con un nivel sonoro de más de 65 dB, lo que se ha demostrado que puede conducir a un riesgo más elevado de enfermedades coronarias y circulatorias.

La Agencia estatal de Medio Ambiente calcula que uno de cada 50 infartos de miocardio en Alemania puede deberse al ruido del tráfico. • El riesgo de infarto de miocardio en las mujeres aumenta alrededor del 50 % si ha sufrido contaminación acústica en casa.

En caso de contaminación acústica de larga duración también se debilita el sistema inmunológico.

Soluciones a la contaminación en una casa ocasionada por el ruido.

Este es un aspecto fácilmente solucionable cuando se es consciente de su importancia. Las principales acciones serán la instalación de ventanas aislantes, el correcto diseño de la ubicación y control de la maquinaria doméstica para minimizar el ruido y la utilización de materiales con alta absorbencia acústica en el interior.

——————————-

Como hemos podido comprobar, la contaminación de una casa y en cualquier entorno va mucho más allá de la calidad del aire, la sociedad está cambiando progresivamente gracias a la mejora del acceso a la información que significa internet.

En futuras entradas al blog explicaremos cada uno de estos parámetros de contaminación de forma más exhaustiva para contribuir a esta imparable evolución que estamos experimentando hacia una vida más saludable y responsable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *