El día a día de una casa pasiva

familia feliz

Hace varias semanas el equipo de DinA5 tuvimos el placer de visitar una casa pasiva ya en funcionamiento y de entrevistar a sus propietarios y diseñadores.

Fue una experiencia muy interesante y enriquecedora, ya que pudimos conocer de primera mano en qué consiste el día a día de una casa pasiva.

Una casa pasiva o passivhaus consiste en una vivienda que funciona gracias a sistemas que no requieren producción de energía. Se trata de una alternativa cada vez más considerada entre las personas que se disponen a construir una casa, como por ejemplo los propietarios que tuvimos la posibilidad de entrevistar.

¿Cómo conocisteis el concepto casa pasiva?

Xavier: Mientras estudiaba ingeniería mecánica, tuve la suerte de asistir a un curso donde el profesor que lo impartía me introdujo el concepto, el cual me resultó muy interesante des del primer momento.

¿Qué os motivó para decidir construir una casa pasiva?

La posibilidad de conseguir un confort elevado sin necesidad de gasto en calefacción ni refrigeración.

¿Cómo llegasteis al consenso de construir una casa pasiva? ¿Surgieron desacuerdos o dudas?

Nina: Xavier lo tenía muy claro y estaba muy motivado. Yo, en cambio, tenía más dudas e incertidumbre por el hecho de no disponer de instalaciones de climatización. Finalmente, en 2015 asistimos a la jornada nZEB- Passivhaus: Proyectos actuales en Cataluña, organizada por la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP).

Fue allí donde, al ver la presentación de la vivienda unifamiliar Larixhouse me convencí del funcionamiento de las casas pasivas y su aplicación a nuestro clima.

¿Qué pensaron vuestros familiares y amigos sobre la construcción de una casa pasiva?

De entrada no conocían ni entendían el concepto casa pasiva, y el hecho de hablar del tema siempre daba lugar a bromas. Ahora, una vez terminada la casa, nos reunimos mucho más a menudo en esta casa que en ninguna otra y todos se muestran sorprendidos por el buen confort térmico que conseguimos con sistemas pasivos.

dormitorio y te

Aparte del concepto de casa pasiva, ¿habéis tenido en cuenta criterios ecológicos o de salud en la construcción de vuestra vivienda?

Nuestro principal objetivo era construir una casa que fuera autónoma a nivel climático. Sin embargo, no hemos olvidado los criterios de ecología y arquitectura saludable. Hemos utilizado materiales de proximidad y renovables como la madera, el algodón o la celulosa, así como pinturas de origen mineral libres de formaldehidos y que no desprenden COVs al ambiente, para vivir en un ambiente saludable y libre de tóxicos.

¿Fue sencillo gestionar la construcción de una casa pasiva con el estudio de arquitectura que les hizo la casa? Y con la empresa constructora?

Xavi: Hay que decir que, en primer lugar, tuvimos mucho cuidado en la búsqueda del solar para construir la casa. Estuvimos un año entero buscando terrenos hasta encontrar el que nos parecía más adecuado para construir una casa pasiva.

Después, con el estudio de arquitectura de Pedro Raventós trabajamos intensamente para diseñar la casa. El proceso de diseño duró casi dos años y nos permitió dejar todos los aspectos bien definidos. De esta manera agilizamos mucho el proceso constructivo.

Xavi, al ser ingeniero y haber investigado mucho sobre el tema, tuvo facilidad para realizar todos los cálculos térmicos de la vivienda y diseñar la totalidad de las instalaciones. La coordinación del trabajo de ingeniería con el despacho de arquitectura fue muy importante para tener un buen control en la obra.

La obra comenzó en septiembre y en junio ya estaba terminada, incluido el interiorismo, que retrasó un poco los tempos. Los paneles venían ya prefabricados y el montaje de los mismos duró sólo cuatro días. Aunque el proceso constructivo parecía relativamente sencillo, tuvimos que estar muy presentes en la dirección de obra para guiar a los industriales en la ejecución.

Las casas pasivas no son muy habituales todavía aquí y eso hace que los trabajadores no tengan suficiente formación al respecto y, como ingeniero y promotor a la vez , estuve en la obra muchas horas. De hecho, durante el proceso constructivo nuestra casa tuvo mucha repercusión en la zona por su excepcionalidad.

¿Fue sencillo encontrar materiales y técnicas constructivas para resolver la casa pasiva? ¿Qué materiales escogisteis finalmente? ¿Y qué tipo de aislamiento térmico?

aislamiento

Xavi: En el momento de pensar los materiales investigamos bastante para encontrar los más adecuados. Finalmente optamos por una estructura de entramado de madera y un aislamiento térmico de 6cm de celulosa prensada, 20cm de celulosa en el entramado de madera y 5cm de algodón. Incorporamos un espesor considerable de aislamiento térmico.

El acabado de fachada es un enlucido y pintado blanco y el acabado interior es de placas de cartón yeso libres de formaldehidos y pintadas con pintura mineral de diferentes colores.

Nina: Yo accedí al nuevo concepto, pero la estética la quería de una casa moderna, con todos los acabados y todo el diseño de interiorismo para estar cómoda. Esta casa es la demostración de que para ser pasiva no es necesario tener una estética de cabaña.

Por qué decidisteis eliminar completamente las instalaciones de climatización? Podríamos decir que vuestra casa es de consumo cero o nulo?

Decidimos eliminar las instalaciones porque creemos que actualmente hay un gasto muy alto en la producción de energía. Con un buen diseño se puede minimizar o incluso eliminar este gasto. Sólo tenemos una bomba de calor que nos sirve para tener una renovación de aire 24h y para poder impulsar aire caliente en la zona de los dormitorios en situaciones críticas. Sin embargo, con el intercambiador casi no hemos tenido que calentar el aire.

¿Conocéis el concepto casa positiva? (Casa que produce más energía de la que consume)

No conocíamos este concepto. Nosotros creemos que tampoco es necesario producir más energía de la que se necesita, ya que al final si esta energía debe transportarse supone un gasto de energía nuevamente. Y, en nuestro país, actualmente está penalizada económicamente la sobreproducción de energía con placas fotovoltaicas, por ejemplo. De hecho, si hubiéramos introducido las placas fotovoltaicas nuestra casa hubiera sido catalogada como Premium, la primera en España.

Económicamente, ¿creéis que os ha supuesto un coste más elevado la construcción de una casa pasiva?

hucha cerdito

A nivel económico nuestra casa nos ha supuesto un sobre coste del 8-10% más por metro cuadrado que una vivienda convencional. De todos modos, creemos que recuperaremos a medio plazo este incremento en la reducción de gasto de calefacción y refrigeración.

En base a vuestra experiencia, ¿qué beneficios encontráis en vivir en una casa pasiva?

Encontramos que tenemos mucho confort térmico, incluso más que en una vivienda convencional. No bajamos los 20ºC en la habitación más fría en invierno. Los más pequeños de la casa disfrutan mucho.

Además, toda la gestión de los sistemas de protección solar nos resulta más sencilla ya que todo funciona por domótica KNX y lo podemos programar para no tener que estar tan pendientes. Incluso tenemos una aplicación móvil para bajar y subir las persianas. Y por supuesto, como comentábamos antes, tenemos el beneficio de no pagar por la climatización de la casa.

¿Qué inconvenientes o complicaciones habéis encontrado en vuestro día a día?

Al principio tuvimos que adecuar algunos hábitos, pero rápidamente nos hemos adaptado todos muy bien. Por ejemplo, la acción típica de abrir las ventanas al levantarse para ventilar la casa, en nuestro caso no es conveniente. Las casas pasivas están selladas y tienen una renovación controlada de aire las 24h. Se pueden abrir las ventanas un rato sin problema pero abrirlas más de la cuenta podría enfriar demasiado la casa en invierno.

¿Echáis de menos la calefacción?

No, realmente tenemos mucho confort térmico en casa. Estamos muy contentos y sorprendidos positivamente de la gran efectividad del sistema passivhaus.

¿Qué recomendaciones daríais a otras personas interesadas en construir una casa pasiva?

Después de nuestra experiencia recomendamos con firmeza la construcción de una casa pasiva. Creemos que de cara al futuro tendremos que ir en esta dirección. Si volviéramos a empezar seguramente cambiaríamos algunas cosas, de los errores se aprende.

Así, recomendamos a cualquiera que se quiera construir una, en primer lugar informarse muy bien. Después, contactar a un arquitecto de confianza que también esté interesado en el concepto passivhaus o casa pasiva. Finalmente es indispensable pensar muy bien el sistema de instalaciones y tratar de equilibrar la temperatura interior de las diferentes habitaciones.

Esperamos que nuestra experiencia sirva para animar a más personas a conocer el concepto de las casas pasivas.

1 comentari

  • Cristina / 25 September, 2018
    Respon

    Un artículo muy interesante! Gracias por compartirlo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.