BIOCONSTRUCCIÓN

La bioconstrucción busca un equilibrio entre la naturaleza, el edificio a construir y las personas que lo habitarán. Por ello se trata de un sistema de edificación de mínimo impacto ambiental, tanto en el proceso de construcción como de funcionamiento de la vivienda.

En DinA5 creemos firmemente en los fundamentos de la bioconstrucción pues su aplicación asegura por sí mismo la creación de espacios saludables; por este motivo implementamos sus principios en nuestros proyectos, siempre desde una perspectiva realista y flexible, la experiencia nos ha enseñado que no siempre es posible su aplicación de forma simple y eficiente:

– Materiales naturales: uso de materiales libres de tóxicos y de origen próximo, aplicando conocimientos de las técnicas construcctivas tradicionales e innovando mediante la aplicación consciente y selectiva de las nuevas tecnologías.

– Eficiencia energética: aprovechamiento de los recursos naturales, uso de energías renovables y diseño bioclimático, para minimizar el gasto energético de la vivienda.

– Diseño equilibrado y consciente: calidad espacial, mediante una regulación natural de la humedad y temperatura del ambiente y una optimización de los parámetros lumínicos y sonoros de las estancias.

bioconstruccion-00

BIOHABITABILIDAD

biohabitabilidad-00

El término hace referencia a un estudio mucho más concreto de cómo los ambientes creados por la arquitectura influyen positiva o negativamente sobre la biología de las personas que los ocupan.

Estos, entre otros muchos, son algunos de los campos sobre los que se trabaja:

– Tóxicos: formaldehídos, Bisfenol, Benceno, compuestos orgánicos volátiles, disrruptores hormonales etc. Son algunos de los compuestos que la arquitectura de las últimas décadas ha incorporado a los ambientes interiores y que nosotros hemos eliminado de nuestra paleta de opciones.

– Humedad: el control de la humedad relativa es fundamental para lograr un ambiente saludable y la correcta elección de los materiales y los sistemas de climatización es fundamental.

– Colores: la correcta elección de los colores que vestirán una vivienda también tiene efectos biológicos contrastados.

– Contaminación eléctrica: Campos eléctricos, electromagnéticos o el exceso de iones positivos en el aire que respiramos son elementos que debilitan nuestro sistema inmunológico.

La iluminación natural y artificial, los tejidos, el tratamiento del agua, el diseño de la red eléctrica, la elección de plantas para depurar el aire, los ácaros, la orientación, la biología de los materiales, las radiaciones de aparatos wifi y telefonía inalámbrica, el tipo de cocina y un largo etcétera, la lista es interminable.